Nacho Álvarez

Qu’hai vida dempués de Manta Ray ye daqué que demostraron palpablemente toos y caún de los miembros de la banda. El baxista Nacho Álvarez, como’l restu de los sos compañeros, alloñóse de l’apolmonante argamasa sonoro de Manta Ray y optó por tresformase nun xuglar gurniador y arrabalderu, socarrón ya histriónicu, encomendándose a santos de la so devoción como Waits, Cohen, Cave o Krahe y papándose nes sudoroses y alcohóliques melodíes de les bandes zíngaras o del folk irlandés. Esti cóctel irresistible ye’l que nos ufierta Cuchillo, tijera, ojo de buey, primer álbum de Nacho Álvarez y el Quarteto Bendición.

Fuente: N'Alcordanza